FREE SHIPPING ON ALL ORDERS
FREE SHIPPING ON ALL ORDERS

Así son mis domingos… un día familiar

Los domingos suelen ser días de descanso. Mucha gente los pasa en cama o se pone al día con los quehaceres de la casa. Otros prefieren ir a la playa o piscina y relajarse.

Definitivamente, son un día para hacer lo que nos haga más felices.




En mi hogar, generalmente es un día para pasar en familia. Nos juntamos a jugar cartas, trato de que al menos haya un día a la semana para compartir todos.

Desde que murió mi mamá, me he sentido con la responsabilidad de unir a toda la familia y eso me gusta.

Te interesa: El amor por los hijos y las emociones

Hacer cosas productivas

Quedarnos en cama y no hacer absolutamente nada siempre es una buena opción, jajaja. Porque nos lo merecemos después de tanto trabajo.

Sin embargo, a veces nos provoca hacer algo más, y el domingo es el día perfecto para eso.

Es un día que nos permite tener más tiempo para nosotros. La costumbre de saltar de una vez de la cama cuando suena la alarma, no nos deja chance de meditar ni de conectarnos con nuestras emociones.

Los domingos podemos invertir las primeras horas de la mañana para reflexionar sobre muchas cosas.

Podemos dejar nuestro trabajo completamente de lado. No revisar tanto nuestro teléfono, ni el correo y dedicarnos a nosotras mismas.

Levántate, prepárate un café o un té, camina, toma aire, haz un buen desayuno, con calma y disfruta de un día placentero y sin apuros.

Lee también: Nuestro tiempo a solas importa mucho

Hasta podemos planificar nuestra semana con antelación… Los domingos pueden ser un muy buen día, amiga. ¿Cómo es el de ustedes?

Facebook Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *