Hablemos del parto, ¿natural o cesárea?

El parto es un proceso maravilloso que cambia la vida de cualquier mujer. En los últimos meses, me acerqué de nuevo a toda esa experiencia por el embarazo de mi tormenta tropical, mi hija Gabriella. Y ha sido realmente increíble.

Cuando llega el momento, muchas mujeres se preguntan qué es mejor, si una cesárea o el parto natural y como todo en esta vida, cada uno tiene sus pros y contras.

Algo tan importante como la forma de dar a luz, debe evaluarse muy bien y conocer todas las alternativas.

Por eso, pensé en hacer este post y hablarles un poco sobre lo que creo de cada opción.

Te interesa: ¿Piensas hacerte una cirugía? Esto es lo que opino al respecto

Un parto natural

Lo sabemos, el parto natural es doloroso. Lo experimenté y puedo asegurarte que después de un gran dolor, llega la felicidad más grande del mundo.

Después vi a mi hija atravesar todo ese malestar cuando tuvo a Sophia y la acompañé en todo momento para darle el valor que necesitaba. Pero la vida es así, después cuando tuvo a su ternurita entre sus brazos, supo que todo valió la pena.

Parir de esta manera es algo inherente al ser humano, el cuerpo hace todo el trabajo. El organismo se encarga de adaptarse para que el bebé salga del vientre materno.

No obstante, es fundamental que el ginecobstetra indique a la futura madre qué es lo mejor para ella, dependiendo de su historia médica. Nadie más que el especialista es quien debe apoyar a la paciente.

Tras un parto natural, la recuperación de la madre suele ser bastante rápida y con pocos malestares. En ciertos casos, la mujer puede volver a su casa en cuestión de horas.

Otra buena opción

La cesárea es una intervención que muchas veces, no es vista con buenos ojos. Pero, para algunas mujeres es una necesidad.

Se debe recurrir a ella en casos de emergencia, previa decisión del médico. A veces el bebé llega en una posición peligrosa o la mamá no está en las mejores condiciones.

En un parto, siempre se debe cuidar la salud de ambos.

La incisión en el abdomen ya no representa un gran problema. Actualmente, con los avances científicos, es algo sencillo y la recuperación es segura. Hace muchos años las cosas no eran tan fáciles.

Lee también: Pequeña guía que te ayudará a tomar una decisión

No obstante, amigas mías, una cesárea es una operación que como otras, tiene sus riesgos… así que, la asesoría del especialista es importantísima.

Además, se debe considerar que la recuperación puede ser lenta y hay que curar la herida hasta que el doctor retire los puntos, dentro de un par de semanas, aproximadamente.

Mamá necesitará la ayuda de todos en casa mientras mejora.

Como siempre he dicho, para cualquier procedimiento médico es necesario tener confianza en nuestro doctor. No importa que tengamos que atormentarlo con preguntas. ¡Para eso están!

Es mejor estar bien informadas y sin dudas.

Espero, que cuando te llegue el momento, tengas un parto maravilloso. Recibir a un bebé es una sensación tan preciosa, que solo cuando nos toca, entendemos de qué se trata.

¡Ya me ven, estoy feliz con mi #BabySophia!

Si gustas, puedes dejarme tu experiencia, así alentamos a las mujeres que pronto serán mamás…

Facebook Comments