Mis lecciones para llegar a los 50 con felicidad

¿A más edad, más felicidad? Llegar a los 50 a mí me sirvió para ver la vida de manera positiva. Aprendí a sacarle provecho a cualquier situación por muy color de hormiga brava que tenga. Pienso así: nos pasan cosas buenas y otras no tanto. Ambas, hay que encararlas de la mejor manera.

En todo este trayecto, la vida me ha dejado unas cuántas lecciones. Te comparto algunas de ellas:

  • No veas lo que te ocurre como algo malo. Es preferible tomarlo como ese empujoncito que te faltaba para alcanzar tu meta. El que no arriesga, no progresa.
  • El plan del universo, es perfecto. Dios tiene mil maneras de obrar y si nos ve muy a gusto con nuestra vida, nos hace cosas que nos sacan de nuestra zona de confort. Que nos muevan el tapete es una buena forma de enfocarnos mejor en nuestros objetivos.
  • Siempre busca oportunidades de seguir creciendo. Es normal que tengamos miedo, pero no debemos acomodarnos en ningún lado. Las posibilidades llegan de muchísimas maneras y hay que aprovecharlas.
  • Lo primero es querernos nosotras mismas, sí, pero tampoco debemos olvidar dejar un espacio para alguien más. Encontrar el amor después de los 50, es posible y yo soy la mejor prueba de esto.
  • La positividad ante todo. Si me conoces, sabes lo importante que es para mí ver el lado positivo de las cosas. Pensar y actuar de esta forma, es vital para encontrar nuestra felicidad.
  • Apasiónate por las cosas que amas. Si te gusta la lectura, como a mí, aprovecha eso. En la lectura encontrarás muchas enseñanzas. En mi libro hablo sobre mis textos favoritos y los que han marcado mi vida. Sin embargo, si no te gusta, ¡haz lo que amas! Bien sea el baile, cantar, ir al cine, ejercitarte… Mantener nuestro cuerpo y mente activos son componentes principales de la felicidad.
  • Comparte lo que aprendas y recuerda que toda persona pasa por tu vida por una razón.
  • Y por último, en cuanto a la comida… Soy una persona muy sencilla en esos aspectos, pero soy consciente de que hay que cuidarse y no consumo muchos alimentos fritos. Me encanta comer y cocinar saludable.  En mi libro “Tengo 50 ¿y qué?” explico detalladamente la dieta que me ha funcionado a mí. El secreto es comer todo con moderación.

Alcanzar las cinco décadas no es excusa para no ser felices y mantener una vida activa y llena de sorpresas. Amiga, claro que se puede.

Facebook Comments